Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Un relato literario que combina realidad y ficción, que se hace eco
del trabajo fotográfico de Miquel Dewever-Plana. Siendo muy joven,
Alma se unió a las maras. Ha participado en violaciones, extorsiones y
homicidios. Su decisión de abandonar su pandilla le costó un intento
de asesinato que la dejó parapléjica. Hoy sabe que vive un tiempo
prestado e intenta llevar una vida en paz y con proyectos de futuro.
De muy joven, Alma se unió a una mara, una de esas pandillas que
llenan a diario de sangre la capital de Guatemala. En las calles del
asentamiento de su infancia, se unió al clan de los más fuertes,
llevada por un impulso vital que la convenció de que era mejor
infligir violencia que padecerla. Mató, participó en violaciones y
extorsiones. Conoció las palizas y la cárcel, se convirtió en una
mujer en medio de un grupo de jóvenes guerreros armados hasta los
dientes, tatuando su cuerpo con marcas indelebles y negando su
feminidad. Cuando quiso abandonar la pandilla, sus compañeros
intentaron asesinarla. á Alma es el fruto de la obra fotográfica de
Miquel Dewever-Plana sobre la violencia en Guatemala. Haciendo eco de
sus imágenes, Isabelle Fougère da voz, en un relato polifónico, a Alma
y a los principales testigos de su vida. Su relato mezcla el realismo
con la ficción para destacar la universalidad del destino de la
joven, confrontada a la extrema brutalidad de un mundo en
descomposición. á La joven hizo estragos durante mucho tiempo antes de
desaparecer. La única chica de la banda, la más dura. Se pavoneaba
por la calle como una reina. Yo era más joven, fue hace diez años,
antes de que esta existencia miserable me acartonara hasta los
sentimientos. La había conocido cuando era pequeña, en los brazos de
su padre, dulce y alegre. Una mariposa de primavera convertida en la
araña negra del barrio