Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


AJUSTE DE CUENTOS es la venganza de una mitómana con demasiado
orgullo. ¿Qué ocurriría si quien lee, por ventura, estos relatos se
encontrara un día cualquiera con uno de sus arquitectos, escritores,
pensadores, actores preferidos? Seguramente si es persona comedida,
nada. Si tiene un poco más de empuje un saludo, una confesión de
admiración, hasta la petición de un autógrafo. Pero será un recuerdo
onanista, unidireccional, exclusivo del admirador y uno de tantos del
sujeto de su culto. Claro que si, tal como sucede en uno de estos
cuentos usted, lector, quiere dejar una huella indeleble en el famoso
acostumbrado a los elogios y a las sonrisas... ¿Qué mejor que
agredirle para que no le olvide? Los personajes de estos relatos son
reales, pero solamente sus nombres, el resto es pura licencia
literaria. Hay que hacer dos salvedades: la vida de Roger Casament que
es, hasta donde se sabe, la verdad, y una gran parte de lo que se
narra en «Las gallinas de Palacio», sucedido casi íntegramente cierto
como real fue el dictador portugués que lo habitó.
El resto, un ajuste de cuentas nacido no del rencor ni del odio sino,
muy al contrario, del amor. Que como diría Oscar Wilde es muchísimo
más peligroso. La autora espera que la diana de sus dardos, los trece
nombres propios protagonistas de los cuentos, se lo perdonen. Algún
día.

MERCEDES DE PABLOS. Vive en Sevilla desde 1978. Nacida en Madrid y,
según este autorretrato, criada en la radio, a pesar de las Facultades
donde se licenció, los idiomas raros y los consejos sensatos que le
desaconsejaban el periodismo. Ha escrito varios libros, alguno incluso
de ficción-ficción, otros de actualidad o casi, pero sobre todo tiene
en su haber cientos, miles de páginas escritas para el aire: para la
radio, tal vez por eso abuse tanto de los puntos y aparte y deteste
las frases largas. De todo su currículum lo mejor lo debe a otros, a
quienes ha entrevistado, escuchado, leído, plagiado incluso. Algunos
de esos seres maravillosos aparecen aquí. Ha trabajado en televisión y
colaborado en diarios y revistas. Y lee. Tal vez, a su juicio, la de
lectora sea su autentica vocación y su imposible profesió

Otros libros del autor