Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Con la parsimonia que se merecen las obras de relieve, con la
tenacidad y el entusiasmo de quien ama lo que hace y sin el apresurado
y enloquecido deseo de publicar a toda costa, Almudena Grandes nos
regala ahora su quinta novela, sin duda la mejor hasta ahora. Y lo es
porque la gobierna la más justa ambición de todo escritor: la de
encerrar el mundo en un libro, la de dar soplo vital a personajes a
los que parecemos conocer mejor que nadie, la de organizar y disponer
con inteligencia los materiales y los destinos. Los aires difíciles
tiene el aliento de las grandes novelas inolvidables, el vigor
arrollador de las historias que creíamos ya desaparecidas, la renovada
confianza en que la estructura y el ritmo narrativos arrastran e
iluminan al lector mientras se adentra en el laberinto de las pasiones
humanas en conflicto.



Juan Olmedo y Sara Gómez son dos extraños que se instalan a principios
de agosto en una urbanización de la costa gaditana dispuestos a
reiniciar sus vidas. Pronto sabemos que ambos arrastran un pasado
bien diferente en Madrid. Sin buscarlo, «abocados a convivir como los
únicos supervivientes de un naufragio», intercambiarán confidencias y
camaraderías gracias a la inesperada complicidad que propicia
compartir una asistenta, Maribel, y el cuidado de los niños. Sara,
hija de padres menesterosos, que vivió una «singular infancia de vida
prestada» con su madrina en el barrio de Salamanca, sufre el estigma
de quien lo tuvo todo y luego lo perdió. Juan Olmedo, por su parte,
huye de otras injusticias: la de una tragedia familiar y un amor
secreto y torturante, que han estado a punto de arruinar su vida.
Como el poniente y el levante, esos aires difíciles que soplan
bonancibles o borrascosos en la costa atlántica, sus existencias
parecen agitarse al dictado de un destino inhóspito, pero ellos
afirman su voluntad férrea de encauzarlo a su favor.

Otros libros del autor