Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Hasta fechas muy recientes, el significado de "medio ambiente" se
reducía a aquellas cuestiones meramente conservacionistas de las que
se preocupaba un sector muy concreto de la sociedad. Sin embargo, el
tiempo ha terminado por demostrar que la protección de ese "medio
ambiente" ha de hacerse necesariamente por algo más, por algo tan
importante como que los elementos que lo integran son, finalmente, la
materia prima que permite el desenvolvimiento y el crecimiento de las
ciudades y de los mercados. De la sociedad en definitiva. Y qué duda
cabe que, como Administraciones más cercanas al ciudadano, a las
empresas o fabricantes (¿al sector productivo?) y a la sociedad en
general, las Entidades Locales tienen mucho qué hacer y qué decir en
cada uno de estos ámbitos "económicos, sociales y ambientales". La
Agenda Local 21 debería configurarse como un plan socioeconómico y
ambiental, a corto y medio plazo, fruto de una participación ciudadana
activa y de su consenso con las autoridades locales, focalizando la
consecución de un modelo de desarrollo sostenible desde una
perspectiva integradora. Esta obra trata de mostrar las oportunidades
que ofrece la Agenda Local 21 en la actual coyuntura histórica y
económica, porque además, como reconoce la OIT, la transición hacia
una economía verde podría generar entre 15 y 60 millones de empleos
adicionales en el mundo durante las próximas dos décadas y ayudar a
decenas de millones de trabajadores a salir de la pobreza. Según el
informe, el sector de la energía renovable emplea en la actualidad a
cerca de 5 millones de trabajadores, más del doble que los que había
en el período 2006-2010. En Alemania, el programa de renovación de
edificios para mejorar la eficiencia energética ha movilizado 100.000
millones de dólares en inversiones, un proceso que está reduciendo las
facturas de energía, evitando las emisiones y creando cerca de
300.000 empleos al año.

Otros libros del autor