Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


El acogimiento familiar de menores es considerado, a la luz de las
normativas estatal y autonómica, como una de las instituciones básicas
de guarda destinada a solventar los problemas derivados de la
declaración de desamparo de unos sujetos que, por sus específicas
circunstancias, necesitan una concreta protección, atendiendo de
manera esencial al particular interés de esos menores. Han sido las
resoluciones judiciales dictadas por nuestros Tribunales (tratadas con
profusión en este trabajo) las que han ido perfilando y concretando
las cuestiones más dudosas o controvertidas de esta realidad.En
paralelo a esa situación existe otra, que engloba a un colectivo, cada
vez más importante, que es el de las personas mayores que pueden
necesitar asistencia o apoyo, para el normal desenvolvimiento en el
quehacer cotidiano, habida cuenta de las limitaciones físicas
derivadas de la edad que, quizá, han de soportar. La medida a la que
se puede recurrir para poner remedio a esta situación -regulada sólo
en algunas Leyes autonómicas- es la del acogimiento familiar de
personas mayores.Aún tratándose de dos situaciones divergentes en su
origen y en su base legitimadora, ambas constituyen formas de
convivencia cuasifamiliar o parafamiliar.