Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Históricamente, la creación de un nuevo individuo, además de un acto
de reproducción biológica, se ha considerado un acontecimiento con
importantes consecuencias culturales, sociales y jurídicas. El cuerpo
femenino, desde que se contraía matrimonio, era concebido
fundamentalmente para cumplir con la función procreadora, de modo que
tener descendencia constituía un objetivo esencial en la vida de
cualquier mujer casada.
Sin embargo, los embarazos, en ocasiones, se han evitado o
interrumpido por diferentes causas y empleando métodos muy diversos.
Con este libro se pretende avanzar en la comprensión
histórico-jurídica del aborto inducido, averiguando cómo se ha
regulado jurídicamente en los Derechos que han estado vigentes hasta
el período medieval de la Corona de Castilla.
En nuestro trabajo analizaremos cuándo y por qué el aborto fue
considerado un delito y en qué momentos se mantuvo al margen de la
sanción pública.
Descubriremos también qué motivos llevaron a la embarazada a
interrumpir voluntariamente su gestación, qué métodos se emplearon
para hacerlo y cuál fue la posición de la sociedad y de la Iglesia
ante las prácticas abortivas.
En esencia, en esta obra se integran dos elementos de comprensión: las
valoraciones social y religiosa del aborto y el elemento jurídico.
Las coincidencias y los contrastes entre ellos nos permitirán
discernir en más profundidad cuál fue la consideración del aborto
provocado en cada sociedad y en cada ordenamiento jurídico.