Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Tras la muerte de Hildegarde, superiora de la abadía de Crewe, las
hermanas han de elegir a una nueva abadesa. Dos son las candidatas que
optan a suceder a Hildegarde: Alexandra, subpriora hasta ese momento,
una mujer de carácter fuerte, apasionada lectora de poesía
(especialmente la de los metafísicos ingleses), devota del Divino
Infante de Praga y convencida de que el fin siempre justifica los
medios, y Felicity, de ideas nuevas y atrevidas y cuya máxima
distracción es coser. Además de con el apoyo de dos acérrimas
partidarias, Walburga y Mildred, Alexandra cuenta con una importante
baza a su favor: gracias a un sofisticado sistema de escuchas que ha
hecho instalar en el convento, está al tanto de todo lo que sucede en
él.
Publicada en 1974, La abadesa de Crewe es una muestra evidente del
talento de Muriel Spark para no dejar indiferente a ningún lector y se
puede leer como una corrosiva parodia del caso Watergate, que había
estallado dos años antes y que obligó a dimitir a Richard Nixon.