Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Si nos preguntaran si queremos ser felices, salvo casos extremos, la
mayoría contestaríamos afirmativamente, pero si nos pidieran que
identificáramosálas tres claves de la felicidad,ámuchos de nosotros
tendríamos dificultades para encontrarlas.La experiencia como
psicóloga me ha demostrado que resulta imposible alcanzar la felicidad
si, previamente, no hemos aprendido a perdonarnos bien. Perdonarnos
es una forma maravillosa de querernos; no obstante, hay muchas
personas que dejaron de quererse en alguna etapa de su vida y
arrastran las consecuencias de su carencia afectiva, sin saber que
pueden aprender «hoy» a quererse mejor y superar así positivamente las
vivencias y emociones negativas del «ayer».Una vez que seamos dueños
de nuestras emociones sabremos llevar las riendas de nuestra vida.
Pero perdonar no siempre significa olvidar; al menos no
obligatoriamente. Perdonar nos ayudará a seguir aprendiendo de
nuestras experiencias, a no perder nuestra autoestima y a mantener
nuestroequilibrio emocional.Muchas personas me han planteado que,
cuando perdonamos, estamos renunciando a ver los hechos con
objetividad. Esta premisa parece lógica, pero no es acertada, y no lo
es porque, precisamente, el hecho de perdonar nos libera de emociones
que podrían llevarnos a análisis sesgados, que nos impedirían ver la
realidad tal y como es

Otros libros del autor