Saltar al contenido

Ficha del libro

portada del libro

COMENTARIO BIBLIOGRÁFICO


Un cielo tan azul que duele mirarlo. Arboles centenarios de más de
treinta metros de altura. El niño corre descalzo. Se detiene en un
pequeño claro, jadeando, y escucha. Tiene once, puede que doce años, y
los ojos desorbitados. Sus vaqueros muestran desgarros, la camiseta
gris está empapada en sudor y las mangas se pegan a sus escuálidos
brazos. Los cortes en la tela dejan ver su piel, y la sangre le cubre
los brazos. Se aparta un mechón de pelo de los ojos y vomita lo poco
que le queda en el estómago. Se apoya en un árbol y luego cae.
Arrastrado por la gravedad, su cuerpo pierde el equilibrio y se abre
paso entre las hojas caídas. La tierra cruje y se mueve bajo sus
pies.
Seattle. Han pasado veinticinco años desde que tres niños fueron
raptados en el bosque; sólo dos volvieron con vida, el cuerpo del
tercero nunca se recuperó y su muerte y el misterio de lo que ocurrió
aquel día han marcado las vidas de todos los implicados.
Dos semanas antes de Navidad una familia aparece asesinada en su casa.
Todas las pruebas apuntan a un hombre temido a ambos lados de la ley:
John Cameron. El fue uno de los niños que sobrevivió al secuestro; el
otro era el padre de la familia muerta.
El asesino ha dejado un mensaje grabado en el marco de una puerta:
TRECE DIAS. Es el tiempo que concede a la detective de homicidios
Alice Madison para que comprenda su propósito y cumpla el papel que le
tiene destinado. Ahora ella, para atrapar al psicópata que está
detrás de estas muertes, debe traicionar a sus compañeros y hacer un
pacto con el diablo.
A los trece días, la línea entre el bien y el mal se desdibuja en la
lucha por alcanzar la justicia.

Otros libros del autor